INFO: Patogenia de la Osteomielitis I

Se describen tres mecanismos patogénicos en la osteomielitis: infección hematógena, inoculación directa secundaria a traumatismos y cirugía, y extensión por vecindad.

Esta semana nos centraremos en la: Infección hematógena.

Representa el 20% de los casos de osteomielitis, predominando en niños y adolescentes, en ancianos y en adictos a drogas por vía parenteral (ADVP). El cuadro se inicia con un episodio bacteriémico cuya puerta de entrada suele ser cutánea, y con menor frecuencia otológica, de vías respiratorias altas o pulmonar. Los gérmenes pueden colonizar en el hueso en diferentes localizaciones en función de su vascularización, la cual varía según la edad del paciente (2,3,).

Los gérmenes se localizan en la zona metafisaria del hueso. Es una región constituida por hueso trabecular que posee una gran vascularización. A partir de las arterias diafisarias se forman vasos metafisarios que forman bucles arteriovenosos a nivel del hueso trabecular cercano a la capa de osificación del cartílago de crecimiento de la fisis. Los vasos venosos son sinusoidales y forman lagunas donde se enlentece la circulación sanguínea hecho que favorece la localización y proliferación bacteriana. Se forma un abceso metafisario que puede proliferar hacia la cavidad endomedular y que a través de los conductos de Havers y Volkman del hueso cortical puede llegar a la cara profunda del periostio formando un abceso subperióstico (...)